El Cabezazo

domingo, 25 de octubre de 2009
Sirva este título como homenaje y recordatorio a aquella película de los 70, que por cierto, tuve el placer de degustar en el extinto cine caleta, titulada El Castañazo. Esta historia negra trata prácticamente de lo mismo: Agresiones, cabezazos, patadas, y actos vandálicos protagonizados por algunos de los más insignes carnavaleros. En esta ocasión tenemos como tristes protagonistas al gran Sabina y al director de la comparsa del Demonio Antonio en el 2002, La revolución. De todos es sabido el espectáculo protagonizado aquel año por las dos principales comparsas y sus aficiones ( para los desmemoriado visiten el post titulado “La revolución celestial”). Fue algo increíble. Algo que lleno de satisfacción las mentes mas morbosas del carnaval. Algo que se recordará y que se convertirá en leyenda. Todos ustedes recordarán aquel teatro falla dividido entre aristas y aragonistas. Tirándose los trastos unos a los otros mientras una comparsa intentaba interpretar el popurrí. Demasiada tensión. Demasiado arroz para tan poco pollo. Esto es carnaval no lo olvidemos.
Como bien decía el Demonio Antonio en su biografía carnavalesca, ambas comparsas ni se miraban a la cara. Los que antes habían sido amigos habían pasado a cruzarse miradas de odio por culpa de esta maldita fiesta. Todo esto alcanzó una traca final una noche carnavalesca en pleno barrio de la viña.
Quizás fuera el destino ( o un organizador con mala leche ) lo que propició que La Revolución coincidiera con la otra agrupación del sabina presentada a concurso, la chirigota Vota Picha. Estos dos grupos coincidieron en el tablao sito en la calle Cristo de la misericordia, en pleno corazón del barrio viñero.
Cuentan los muy entendíos, los muy chismosos y los cotillas del lugar, que al termino de la actuación de Vota Picha en dicho tablao se toparon con La Revolución bajando la escalerilla. Todo estaba en orden e incluso algunos chirigoteros ya estaban embarcando para acudir a otra actuación. ¿Todo en orden?. Para nada. En un abrir y cerrar de ojos se escuchó un “¿¡Tu que coño miras!?” seguido de un ¡Crock!. Si amigos, el director de la comparsa, ofendido y agraviado por las desafiantes miradas del autor de la chirigota, El Sabina, que estaba por allí, propició un sonoro cabezazo en la testa del afamado filósofo.
Ni que decir tiene que, El Sabina, manando sangre cual búfalo herido salió raudo y veloz en busca del resto de la manada con la intención de buscar auxilio, amén de algún machote que le ayudara a limpiar esta afrenta. Me cuentan los chismosos que, al contrario de la solicitada ayuda lo que recibió fue una tormenta de carcajadas e incluso algún que otro “¡carajote!”. Ahí quedó la hazaña que dio viveza a los mentideros carnavalescos convirtiéndose en la gran comidilla de la semana de carnaval de 2002. Por si no habíamos tenido bastante si no quieres arroz ahí tienes dos tazas.
Pero no vayan a pensar ustedes que esto importa algo. Ni muchísimo menos. Cádiz es el único sitio en el mundo donde puedes pasar de cagarte en los muertos de un tio a besarle la frente en poco tiempo. Sirva como ejemplo esto:



3 comentarios:

Christi Passio dijo...

jajaja.. ya sería menos el cabezasso.... porque después y como tu bien apuntas, se dieron la mano en los capitanes venenos, jajajaja... menuda pandilla, y que no se le olvide a nadie que esto es carnaval...

Uno de Carmona dijo...

Hace poco que he descubierto este blog y señor X te doy la enhorabuena soy un sevillano de Carmona apasionado por esta fiesta y me parece magnifica descubrir esas cosas que si ya en Cádiz es difícil enterarse imagínese usted en Carmona, le sugiero que nunca rebele su identidad y si la piensa rebelar saque un billete para la Micronesia antes, jejejejeje. En mi pueblo (como supongo que usted conocerá) tenemos bastante afición por el carnaval y muchas agrupaciones han sido las que han pisado las tablas tanto del teatro Falla con del ya desaparecido teatro Andalucía algunas con mas pena que gloria, salvo el ya mas que conocido caso de el Canijo, me gustaria si no es mucha molestia nos contara algo sobre la historia negra del Canijo en Cádiz y me diera cual es la opinión que tiene el pueblo gaditano sobre su labor ya que en Carmona paso por ser aclamado a humillado para volver a ser aclamado y todo eso antes de que sacara la famosa chirigota de los pibitos. Gracias por su labor y enhorabuena de nuevo.

Uno de Carmona dijo...

Hace poco que he descubierto este blog y señor X te doy la enhorabuena soy un sevillano de Carmona apasionado por esta fiesta y me parece magnifica descubrir esas cosas que si ya en Cádiz es difícil enterarse imagínese usted en Carmona, le sugiero que nunca rebele su identidad y si la piensa rebelar saque un billete para la Micronesia antes, jejejejeje. En mi pueblo (como supongo que usted conocerá) tenemos bastante afición por el carnaval y muchas agrupaciones han sido las que han pisado las tablas tanto del teatro Falla con del ya desaparecido teatro Andalucía algunas con mas pena que gloria, salvo el ya mas que conocido caso de el Canijo, me gustaria si no es mucha molestia nos contara algo sobre la historia negra del canijo en Cádiz y me diera cual es la opinión que tiene el pueblo gaditano sobre su labor y también cual era al principio ya que en Carmona paso por ser aclamado a humillado para volver a ser aclamado y todo eso antes de que sacara la famosa chirigota de los pibitos. Gracias por su labor y enhorabuena de nuevo.